Marcia Zegarra, artista peruana

Marcia Zegarra, artista peruana

Scritto da Myriam Lafuente Soler on . Postato in Cultura

La artísta pertenece a una tierra con diversas representaciones artísticas. La cerámica, la lito escritura, la orfebrería y el arte textil: es Perú. Afincada en Milán, donde ha aprendido una nueva forma de ver el color y las formas.

Miriam Lafuente Soler, giornalista spagnola (di Alicante), è collaboratrice di Agenda Viaggi in lingua originale. Ci racconterà in spagnolo, con i suoi articoli, le sue emozioni e i suoi punti vista. Una scelta inedita, che aggiunge un tocco internazionale al nostro magazine online

Milano, Italia.

¿Existe un arte o sensibilidad peruano? ¿Como la definiría?

Claro que sí, existe un arte peruano, uno de los más antiguos del mundo ya que sus diferentes formas de expresión fueron desarrolladas antes de la llegada de la conquista española al Perú. Tal es así que tenemos diferentes tipos de representaciones artísticas como la cerámica, la lito escultura, el arte textil, la orfebrería; la pintura que es la que practico fue traída y enseñada por excelentes maestros europeos, españoles gracias al mecenazgo de la Iglesia Católica. Pienso que esta semilla globalizadora tuvo un valor muy importante en tiempos donde era muy difícil poder conocer nuevas técnicas y procedimientos que solo se podían dar en sitio. Solo así hemos podido conservar este legado, a través de muchos maestros peruanos que hoy ya no nos acompañan pero que nos han sabido transmitir este gran amor por el arte universal sin perder nuestra identidad.

Una sensibilidad para mí, dependería del grado de textura que tengas en la piel de los sentidos, es evidente que no hay ser humano que pueda sentir lo mismo frente a un estímulo, como en el arte.

Podría decir como se ha encontrado estos años en Milán. Qué ha aprendido y qué se lleva al Perú

Estos maravillosos años en Milán he aprendido muchas cosas, dentro del ámbito personal y profesional, Milán es una ciudad que hace gala de su historia del arte, de su autenticidad, de su gente amigable, que apuesta siempre por lo evidente, por aquello que considera bueno. Podría decir que por cada lugar donde he podido mostrar mi obra, siempre ha sido muy bien recibida. Tengo presente en cada momento que cada instante pertenece al presente, que mañana será pasado, más no veo un pasado como un ayer, si no por el contrario son puntos latentes que siempre están trabajando en el engranaje del futuro. Tengo una gran lista de bellísimas personas, ángeles custodios que han apostado por mi trabajo y justamente han contribuido a que yo pueda continuar en ésta vía del arte.

He aprendido una nueva forma de ver la vida, de ver a las personas, de ver los colores, de ver las formas, de ver el arte de mi proprio país, de un modo más crítico porque pienso que el contraste siempre te enriquece porque aprendes a ajustar tu contexto que es el cúmulo de tus experiencias en la inmensidad del universo.

Me llevo al Perú antes que nada mi trabajo enriquecido y mi experiencia.

Qué trajo usted del Perú a Milán… ¿qué ha gustado especialmente de sus cuadros?

Yo del Perú a Milán traje mis personajes sobre todo mis muñecas con cabellos negros infinitos, una en particular llamada María Anastasia de los Ángeles, una dama delicada, acompañada de angelitos, conejos, mariposas, mariquitas, papagallos, peces rojos, flores….que guardan un significado, la mayoría de mis seguidores conocen mi trabajo. Creo que también dejo en evidencia el hecho de haber trabajado la temática social a través de las ilustraciones que cuentan historias de gente inmigrante no solo del Perú si no de todas las partes del mundo, ya que me ha permitido expresar mi punto de vista de un modo respetuoso de personas que considero dignas de respeto y dignas de conocer su modus viviente, es un valor agregado que dejo como parte de mi investigación sobre el fenómeno de la migración en Italia.

La parte que considero sea más importante en mi obra es haber podido presentar mi trabajo sobre “el amor”, que tuvo sus antecedentes en el Cantar de los Cantares de Salomón, donde Dios, el Dios del amor, acompaña a mi personaje María Anastasia de los Ángeles, personificando los bellísimos versos que dibujan las escenas del libro del amor.

Sus cuadros tienen un cierto componente ingenuo o hasta folclórico

Pues yo creo que sí, porque al idealizar a mis personajes sobre paso la línea de la realidad, llegando a mantener una intimidad con la delicadeza y la sencillez en el trazo, elementos suficientes para poder transformar las ideas que llevo dentro y expresarlas con la técnica aprendida.

Rebecca Dautremer, Margaret Keane… son ilustradoras cuyas obras me recuerdan a usted.

Rebecca Dautremer y Margaret Keane son artistas que sobrepasan sus propios límites, manejan una maravillosa técnica, y sobretodo elaboran su historia dentro del arte a través de un trabajo serio, poseen un grande imaginario y una gran capacidad técnica que les ha permitido obtener un merecido lugar en el arte. Yo las conocí mejor cuando llegué a Italia, seguramente no en persona, pero si su obra y es fantástica.

Sus cuadros parecen salidos de la fantasía total y a veces con cierto aire de misterio

Te agradezco por mencionarlo, pues sí, generalmente tengo tres necesidades para iniciar a trabajar mis pinturas, una de ellas es dibujar tanto hasta estar satisfecha con el personaje, quiere decir que me involucro en la parte técnica para poder lograr la correcta composición del mismo. Otra necesidad es adentrarme a estudiar aquello que me inspira, vertiendo una buena parte de mi tiempo en ello y la más importante es aquella que me conduce al lugar secreto que existe dentro de mí, donde viven mis personajes con todos sus argumentos y sus significados, es un camino que solo yo conozco y lo he construido desde niña, ahí donde busco y encuentro aquello que tu llamas fantasía total y es allí pienso que empieza el misterio.

Myriam Lafuente Soler

Myriam Lafuente Soler

Myriam nace en Alicante, España en 1973. Desde pequeña siente una fuerte inclinación por la escritura. Se hace periodista y cumple su sueño junto con el de ser mamá de 3 hijos estupendos. Ha vivido en Singapur, experencia que la marca profundamente a la hora de ver el mundo. Vive en Italia desde hace 10 años. Le encanta la naturaleza y contemplar las nubes.