ROSANNA SCHIAFFINO E LA MODA. ABITI DA STAR

Milano ospita Rosanna Schiaffino: modella, attrice e icona di stile

Scritto da Myriam Lafuente Soler on . Postato in Agenda Moda, Appuntamenti, Cultura

ROSANNA SCHIAFFINO E LA MODA. ABITI DA STAR

La storia di una donna straordinaria, narrata dal suo elegantissimo guardaroba, nel segno dell’eleganza e del glamour. Attrice e diva del cinema italiano dalla mitica Dolce Vita fino agli anni Ottanta e poi in matrimonio con Giorgio Falck, erede di una delle più importanti famiglie italiane. “Abiti da Star” espone a Palazzo Morando (Fino a domenica 29 settembre 2019), una quarantina di abiti del guardaroba dell’attrice, che testimoniano i suoi cambiamenti di stile dettati non solo dall’epoca, ma anche dalla carriera e dalla vita privata.

Miriam Lafuente Soler, giornalista spagnola (di Alicante), è collaboratrice di Agenda Viaggi in lingua originale.Ci racconterà in spagnolo, con i suoi articoli, le sue emozioni e i suoi punti vista. Una scelta inedita, che aggiunge un tocco internazionale al nostro magazine online

ROSANNA SCHIAFFINO E LA MODA. ABITI DA STAR

Milano, Italia.
Este año las salas del palacio Morando dedican su espacio a albergar el glamour de una gran actriz italiana, Rosanna Schiaffino. Podemos admirar vestidos de las distintas etapas de su vida. Cuarenta años de moda. Los trajes siempre responden a un gusto personal y son testimonio de un determinado ambiente, estilo de vida, época…de ahí que la moda sea digna de ser expuesta en las salas de museos, o lo que es más, que haya museos dedicados solamente a la moda, como Palazzo Morando.

En sus inicios en el mundo el cine, Rosanna Schiaffino, era una joven proveniente de Liguria, donde había ganado un concurso de belleza. Una belleza típica, que se adecuaba a los cánones del momento. La industria cinematográfica la absorbe en los años de la Dolce Vita y pasa de ser rápidamente de starletta a star del cinema italiano. Casada en esa etapa con su productor, Alfredo Bini, “como mandaban los cánones”. Interpreta muchos papeles para el celuloide: belleza, dotes interpretativas y versatilidad la llevaron a triunfar como actriz. Sus vestidos los confeccionaba en esa etapa Forchet, napolitano, que llenó su armario de talleurs y vestidos impecables. Heredero del maestro Balenciaga: vestidos que se apoyan al cuerpo sin resaltar formas, aparentemente simples, fruto de una elaborada proyectación.

Foto Fabrizio Ferri

Schiaffino fue lanzada como posible sucesora de Sofía Loren o la Lollobrigida. La revista LIFE la definió como ¨típica belleza mediterránea¨. Ella se dió cuenta en los años sesentan que debía tener una imagen personal para dejar huella y tenía que poseer un armario interesante Se dirigió a las modistas que conocía como Germana Marusellio o Aurora Battilocchi. En el año 1963, como si de la película My fair lady se tratara se presentó como una mujer transformada refinada y elegante a la Royal Film Performance de Londres. Una estrella que brillaba intensamente.

La última étapa y más interesante es cuando se convierte en gran dama, señora de Falk, un señor muy rico que le permitirá llevar vestidos de ensueño de Valentino, Gianfranco Ferré, Yves Saint Laurent entre otros. En cada una de estas tres etapas de su vida tuvo modistos preferidos, pero fue en la última donde se convirtió en icono de moda de la sociedad mundana meneguina.

En los años 80 Schiaffino, esposa de Giorgio Falk, uno de los herederos de la dinastía de los aceros italianos, pertenecía a la alta burguesía de Milán. La actriz deja su profesión, y se dedicará a ser ama de casa, por petición del rico marido. Se entregó con los brazos abiertos al papel de dama burguesa que viste de forma deportiva para ir a Portofino y de rojo Valentino para la opera, y prêt à porter Ferré para pasear por la ciudad, o con caftán de Yves Saint Laurent para estar cómoda en la playa.

Descubrió el made in Italy con Gian Franco Ferré, que se convirtió en su favorito . Cuando el estilista se encargó de la Maison Dior y se dedicó exclusivamente el prêt à porter, Rosanna Schiaffino tenía el privilegio de los trajes a medida, los trajes exclusivamente para ella de la casa Ferré. Este privilegio lo tuvieron solamente pocas señoras en ese momento. Solo las grandes, las que se lo podían permitir.

ROSANNA SCHIAFFINO E LA MODA. ABITI DA STAR

Con Yves Saint Laurent experimentó con la moda de la Rives gauche, vestidos con inspiración gitana, énica, o un caftán con un inmenso collar que le da un toque especial a su belleza y porte. En las salas contemplamos dos vestidos con influencias éxoticas y hippies, así como un Caftán al estilo que llevaba saint Laurent cuando paseaba por los jardines Majorelle de Marrakech.

Con Valentino, en pleno éxito en los años 80 con la alta costura, un estilo inconfundible y muy refinado…abrigos de piel, joyas que brillaban…encantaron a lo sociedad meneguina, nunca perdió Rosanna el glamour del celuloide, es más lo supo aprovechar para el espectáculo del mundo.

Mujer en esta época de los ochenta que se sintió dividida, no era ya una mujer de la campaña ligure, era una mujer curvilinea y con cuerpo de divinidad clásica que no encajaba en el tipo de mujer desinibida y maliciosa, con el que no llega a identificarse plenamente como Catherine Spaako Elsa Martinelli de cuerpos andróginos.

Un físico de estatua, tal vez eso por lo que en sus 20 películas, en su filmografía se ambienta en lugares remotos, es ahí donde su belleza natural saca toda su potencialidad. La moda es pasajera, todo cambia y todo permanece y depende de la situación vital que se está viviendo quien juega con ella. Pero la impresión que queda al visitador de las salas de esta muestra es que cualquiera de los vestidos podrían ser ponibles hoy día, solo que se tendría que tener la personalidad de la actriz. Al salir del palazzo Morando y ver los escarates de las grandes firmas de la Calle San Andrea, en el cuadrilátero de la moda…en mis ojos quedaba el poso de los grandes estilistas que vistieron a la Schiaffino…y eclipsaban a los maniquíes de los escaparates de una corriente mañana del mes de mayo de 2019. La moda puede rozar el arte en manos de artistas que como hadas mueven hilo y aguja.
Foto piccola in alto: Pietro Pacuttini

Myriam Lafuente Soler

Myriam Lafuente Soler

Myriam nace en Alicante, España en 1973. Desde pequeña siente una fuerte inclinación por la escritura. Se hace periodista y cumple su sueño junto con el de ser mamá de 3 hijos estupendos. Ha vivido en Singapur, experencia que la marca profundamente a la hora de ver el mundo. Vive en Italia desde hace 10 años. Le encanta la naturaleza y contemplar las nubes.