CHANEL N° 5: UN PERFUME MÍTICO

Scritto da Myriam Lafuente Soler on . Postato in Agenda Moda

ENTREVISTA A CLARA GUZMÁN, EDITORA DEL BLOG TELADEMODA.

Clara Guzmán, es de Ceuta y fué redactora jefe de ABC Sevilla y cronísta de moda en ABC nacional. Actualmente es autora del blog Telademoda.

Al desenroscar su tapón de cristal, un aroma floral aldehído se desprende del frasco icónico con líneas minimalístas. Sintiéndolo nos dejamos seducir por él: es CHANEL Nº 5. Un perfume deseado por “Coco” quien fué, a su vez, la primera imagen de la fragancia, apareciendo en el anuncio publicitario del Harper’s Bazaar. La maison obtuvo el éxito inmediato y le concedió la posibilidad de ser producido industrialmente.

Myriam Lafuente Soler, giornalista spagnola (di Alicante), collabora per Agenda Viaggi scrivendo in spagnolo e inglese. Ci racconterà con i suoi articoli, le sue emozioni e i suoi punti vista. Una scelta inedita, che aggiunge un tocco internazionale al nostro magazine online.


Para su publicidad, la casa Chanel siempre ha contado con mujeres sofisticadas como la actriz Nicole Kidman.

Marilyn Monroe inmortalizó el perfume con una mítica frase que decía que, para dormir, solamente se ponía dos gotas de Chanel n °5.

Milan, Italia.

Cada 30 segundos se adquiere una botella de esta fragancia en alguna perfumería del mundo. El perfume más nombrado y vendido del mundo. ¿A qué cree usted que se debe su éxito y que éste perdure hasta el día de hoy?


Decir Chanel es decir lujo, pero también es decir revolución en las modas y en los modos. Chanel puso a la mujer en un lugar relevante, la liberó del corsé y la impregnó de una aureola de poderío, que ríete tú del empoderamiento actual. Lujo y liberación se dan la mano en un estilo sin fecha de caducidad, porque el estilo, lo decía la señorita de la Rue Cambon, permanece, mientras que las modas- las tendencias- se esfuman. No todo el mundo puede acceder a un modelo de Chanel. Sólo unas privilegiadas. Lo más asequible, siendo caro para muchos bolsillos, es el perfume emblemático de la casa, Chanel nº 5. Tenerlo, poseerlo, echarte unas gotas es sentirte poderosa, aunque sea de pacotilla, y hacer realidad el aforismo de Coco: “El perfume anuncia la llegada de una mujer y alarga su marcha”.

Top model alemana junto a un enorme frasco icónico de líneas minimalístas del mítico Chanel n° 5.

Coco Chanel quiso este perfume porque los que encontraba no eran de su agrado, no le satisfacían. Ella buscaba una fragancia que oliese a mujer dinámica e independiente. ¿Existe un antes y un después de Chanel n° 5 en la historia del perfume?

Coco Chanel quiso crear un “perfume de mujer con aroma de mujer”, en un mundo dominado por hombres, incluso en la moda femenina. Marcó un hito en el sector de la perfumería por muchas razones. Chanel nº 5 es la quintaesencia de las fragancias. Es un lujo no sólo por haber sido el primer perfume en el que se utilizó la química, sino por representar un nuevo estilo de vida.

Desde que saliera a la luz el 5 de mayo de 1921 -o sea, este año se cumple su centenario-,  Chanel nº 5 ha sido una de las fragancias que se ha mantenido joven, quizás por haber nacido madura. Ernest Beaux, su creador, fue un perfumista que había iniciado su carrera en Rusia. Revolucionó el mundo de las esencias al incorporar por primera vez como ingrediente de base los aldehídos, una sustancia química. Era el primer perfume que lanzaba al mercado una diseñadora. Paul Poiret lo había intentado pero fracasó.

¿Qué se siente al desenroscar el tapón del frasco minimalísta de este mítico perfume ?

Chanel nº 5 huele a limpio. Parece una simpleza, pero oler a limpio es una de las condiciones que muchas mujeres ponen a la hora de adquirir una fragancia. El olor a limpio de este perfume se une a su aureola de sofisticación, libertad y poder femenino que imprimió Chanel a su vida y por ende a sus creaciones. Oler a Chanel nº 5 es signo de independencia económica -aunque te lo haya regalado tu marido, novio o amante-, de mujer segura, con aplomo. O sea, de una mujer con personalidad, que sabe lo que quiere.

Paul Valéry dijo “Una mujer que no usa perfume, no tiene futuro” y tal vez sea una afirmación un poco exagerada. James Laver afirma que “La ropa es inevitable. Es nada menos que el mobiliario de la mente”… Una mujer bien vestida… ¿Podría prescindir del perfume o es éste, por el contrario, un complemento esencial de su outfit?

A veces, el perfume, no es el complemento a un determinado atuendo, sino la esencia de una persona, lo que marca su manera de ser. Me gustan los perfumes. No todos. Tengo Chanel nº 5, aunque prefiero la crema de cuerpo, porque el olor es más auténtico o a mí me lo parece. Y más duradero. El perfume es muy evocador y a veces se producen “trasvases”. Tú lo impregnas y te lo impregnan. A eso, parafraseando a Paul Valéry, le podríamos llamar tener futuro.

El blog de Clara Guzmán www.teladimoda.com

Myriam Lafuente Soler

Myriam Lafuente Soler

Myriam nace en Alicante, España en 1973. Desde pequeña siente una fuerte inclinación por la escritura. Se hace periodista y cumple su sueño junto con el de ser mamá de 3 hijos estupendos. Ha vivido en Singapur, experencia que la marca profundamente a la hora de ver el mundo. Vive en Italia desde hace 10 años. Le encanta la naturaleza y contemplar las nubes.